Gravity Rush

Con frecuencia, entre la primera hornada de títulos para una consola solemos hallar al menos uno al que podamos atribuir la etiqueta de vendeconsolas. Si hablamos de PS Vita, probablemente nos estemos refiriendo a Gravity Rush, la odisea ingrávida de SCE Japan Studio. Inicialmente concebido como un juego para PS3, bajo el nombre Gravité, ya pudimos ver un vídeo conceptual en 2008 que mostraba a grandes rasgos la mecánica del juego que nos ocupa. Keiichiro Toyama se aleja del terror para ofrecer el juego que ya tenía en mente antes de crear Silent Hill. La protagonista de Gravity Rush es Kat, una transmutadora amnésica que se encuentra perdida en la ciudad flotante de Hekseville. Animada por los habitantes, deberá usar sus poderes para rescatar a un niño, así tenemos la primera toma de contacto con la original mecánica del título, con el gatillo R Kat se queda flotando en el aire, aparecerá un cursor con el que señalamos la dirección hacia la que queremos que caiga, de modo que podemos hacer que nuestra protagonista recorra superficies verticales como si nada, en la parte izquierda superior de la pantalla hay un indicador que muestra cuando se acaba el poder, lo que provocará que volvamos a la gravedad normal, que a su vez señalan el cabello y el pañuelo de Kat. Con esta habilidad, nuestra protagonista también podrá transportar a los ciudadanos o recoger muebles para su modesto hogar.


Uno de los trajes disponibles para Kat

Resulta difícil encuadrar a Gravity Rush en un género, podríamos decir que es un sandbox con tintes plataformeros y de acción, amén de cierto componente rolero, traducido en la posibilidad de mejorar los atributos y habilidades de Kat -vitalidad, patadas, tiempo del indicador de gravedad…-.Las primeras misiones principales suelen consistir en ayudar a los habitantes de Hekseville, podemos desbloquear desafíos si arreglamos estructuras de la ciudad. No tardarán en surgir amenazas reales para Kat y Hekseville, como los Nevi, los enemigos del juego, aunque siempre haya cabida para la exploración, en los últimos compases del título abundan los combates. Un gran acierto de Gravity Rush es su uso de las funcionalidades de PS Vita, por ejemplo, al presionar las dos esquinas inferiores de la pantalla e inclinar la consola ligeramente, Kat se deslizará a gran velocidad. Dada la clara influencia de la historieta franco-belga en su sobresaliente apartado artístico -como declaró Yoshiaki Yamaguchi, director artístico del título- recibimos parte de la historia con viñetas, que deslizamos a través de la pantalla táctil y podemos rotar mediante los sensores de movimiento de PS Vita. El remate al que posiblemente sea el mejor juego de la portátil -o al menos el más innovador- lo pone la excelente banda sonora de Kohei Tanaka – Resonance of Fate-, que abarca multitud de géneros y siempre se adapta como un guante a la ambientación. Todo ello certifica uno de los lanzamientos más originales para una portátil en los últimos años, uno de los imprescindibles de la consola.

Anuncios

Primera colaboración con Otakufreaks

Pues eso, colaboraré ocasionalmente -y los que hayáis seguido este blog ya sabéis lo que eso puede implicar: una entrada muy de vez en cuando, máxime ahora, que voy a empezar las clases- con Otakufreaks. Por ahora, podéis leer los análisis masoquistas de tres Imagina ser:

http://www.otakufreaks.com/analisis-masoquistas-imagina-ser

Lo próximo quizás sea un reportaje sobre cierta saga de RPG…

Mis tópicos favoritos de los JRPGs


Una imagen de Madoka Magica siempre tiene cabida en este blog. Además, alguna relación con el tema tiene, ¿no?

El JRPG, ese género que tanto nos gusta, pese a sus más que trilladas convenciones. En Randomjp hacemos una pequeña selección de nuestros tópicos favoritos:

El protagonista dormilón: Todo el mundo estará pensando -LOL, como si esto lo leyera mucha gente- en el celebérrimo Chrono Trigger, pero sucede en otros tantos exponentes del género. Un buen día, el héroe se despierta y descubre que de él depende el destino del mundo, aunque sea un pobre desgraciado, lo cual también podríamos incluir en esta selección de tópicos.

El pueblo del protagonista incendiado: Este tópico en realidad admite más variantes, pero la del pueblo incendiado es nuestra preferida. Un fatídico día, el protagonista del juego se encuentra su pueblo arrasado, porque el villano de turno es un cabronazo y tiene que quedar patente desde el inicio de la aventura. También puede ocurrir que el propio héroe arrase accidentalmente su aldea, como en el Xenogears.

Para qué salvar el mundo, si tengo que encontrar el peluche de esa niña: Porque todo el mundo sabe que en los JRPGs el mejor momento para hacer misiones secundarias chorras es cuando el malo maloso está a punto de destruir el mundo. Y aunque nuestro equipo esté preparado para hacerle frente, nosotros, jugadores de afán completivo, tenemos a bien entretenernos con gilipolleces, pese a que en teoría el fin del mundo sea inminente.

El genio/científico loco: LLegados a un punto de la aventura, nuestros héroes no podrán avanzar, pero gracias a nuestros queridos NPCs nos enteraremos de que alguien está desarrollando una aeronave o algún otro vehículo que nos permitirá proseguir nuestras hazañas.

El momento prisión: Da igual lo buenas que sean nuestras intenciones, pueden ser malinterpretadas, o eso o es que los malos nos han pillado. Es un momento típico del JRPG en general, pero merecen una mención especial los Tales, al menos ocurre en todos los que he jugado yo.

Y ahora les invito a que compartan sus tópicos favoritos.