Valkyrie Profile

Nota: Ante la dificultad de encontrar imágenes del juego original, algunas capturas pertenecen al remake de PSP

Numerosos RPG´s se han nutrido de los relatos de diversas mitologías para enriquecer sus mundos, quizás el ejemplo más cercano lo hallemos en las recordadas invocaciones de la saga Final Fantasy. Para dar forma a uno de los RPG´s más laureados del catálogo de PSX, distanciado de la mayoría de exponentes del género por un complejo sistema de juego, Tri-Ace se sirvió de uno de los más conocidos episodios de la mitología nórdica: el Ragnarök. Ante la inminente llegada de la batalla del fin del mundo, Lenneth, una de las valquirias de Odín, deberá formar su ejército de almas humanas -einherjar-, que morará en el Valhalla para posteriormente luchar del lado de los Æsir cuando el canto de Gullinkambi anuncie el comienzo de la última contienda.

Pequeños apuntes sobre mitología nórdica

El título se toma pequeñas licencias -por un lado comprensibles- para dotar de mayor variedad a las historias de los personajes y aborda la mitología nórdica de forma muy general, sin ahondar en ciertas particularidades. Por ejemplo, obvia que al Valhalla se destina la mitad de las almas de quienes mueren en combate, mientras que la mitad restante es acogida en Fólkvangr, la residencia de Freya. Además, al contrario de lo que en ocasiones muestra el juego – a través de Badrach, por ejemplo-, los malhechores van a parar a una zona de Helheim conocida como Náströnd.

También pasa por alto las consecuencias del Ragnarök, al que según la mitología sólo sobreviven dos seres humanos: Líf y Lífþrasir. Si bien es cierto que estos detalles no restan un ápice de calidad al compacto, he creído conveniente mencionarlos.

Análisis

La valquiria Lenneth, en la pantalla del mapa general, detecta las almas de quienes están a punto de partir al Valhalla para emprender la batalla final, y es testigo de sus trágicos destinos. Al contrario de lo que cabría esperar, no todas las almas reclutadas por la valquiria pertenecen a nobles y valerosos guerreros, pues presenciaremos las desafortunadas acciones de einherjar que en vida fueron viles personas. Como se puede deducir por el número de einherjar a reclutar y el sistema de juego, Valkyrie Profile basa gran parte de su atractivo en la historias de los personajes – guionizadas con gran maestría por Masaki Norimoto, cabeza visible de Tri-Ace- de modo que abundan los diálogos y las secuencias con el engine del título. Lenneth también detecta las mazmorras del mapa, en las que las más de las veces haremos frente a un jefe final para obtener los artefactos a ofrecer a Odín, puedes no hacer esto último, pero en ese caso bajará el nivel de evaluación, que indica el desempeño de Lenneth en su misión. De hecho, al término de los capítulos de los que se compone el compacto, ocho en total, Freya evaluará nuestra actuación y demandará el tipo de personaje que necesario en el Valhalla, en función de unos atributos que tendremos que potenciar inherentes a todos los combatientes, los einherjar además poseen rasgos humanos que inciden en el valor de héroe, otra característica necesaria para viajar al Valhalla. Los capítulos se dividen en veinticuatro períodos, que se consumen a través de las diversas acciones de la valquiria en el mapa general, como reclutar un personaje o superar una mazmorra. Según el modo de dificultad y nuestras acciones, obtendremos tres finales distintos, sólo será posible acceder a todas las estancias de la mazmorra opcional, Seraphic´s Gate, si superamos el modo difícil.

El sistema de combate permite encadenar múltiples combos, pues los personajes tienen asignada una tecla del pad y pueden arremeter conjuntamente contra el enemigo. Cuando la barra de golpes se complete, los personajes podrán realizar espectaculares ataques denominados Purify Weird Soul, de modo que en muchas ocasiones resultarán más útiles las armas que posibiliten ejecutar diversos ataques que las que únicamente posean un gran poder ofensivo. En el caso de los magos, si tienen un arma que lo permita, sus ataques mágicos -queda a elección del jugador la magia que emplean por defecto- vendrán precedidos de soberbios FMV. Los PWS dan lugar a algunas de las más ostentosas muestras de poder vistas en RPG alguno.

Para superar las mazmorras, aunque la mayoría de ellas no presente puzles, Lenneth hará uso de sus habilidades: puede saltar, deslizarse con un dash al más puro estilo Mega Man y generar cristales de hielo. En las mazmorras el título luce como un plataformas 2D, si bien los escenarios presentan elementos 3D como puertas.

Valkyrie Profile cuenta con uno de los apartados gráficos más bellos y vistosos de PSX gracias al buen hacer artístico en los diseños de personajes y escenarios. También destacan la sensación de profundidad mediante el uso de scroll parallax y efectos climáticos y lumínicos de gran nivel, así como las animaciones de los personajes en las batallas, que por obra de los ya mencionados PWS se convierten en verdaderos espectáculos visuales por sí mismas.


Los escenarios atesoran una indudable belleza lírica

Tampoco se puede pasar por alto el trabajo del célebre Motoi Sakuraba,que para la ocasión compone una gran variedad de melodías de corte épico y dramático, junto a otras con influencia del rock progresivo que enfatizan el componente de acción del compacto.

Conclusiones

Las razones por las que muchos consideramos a Valkyrie Profile un gran título, son las que esgrimen sus detractores para criticarlo. No seré yo quien niegue que en ocasiones el juego peca de repetitivo, no obstante, supera en muchos aspectos a la mayoría de los RPG´s e innova un género que si bien en la época del título que nos ocupa legaba obras de incuestionable calidad, difícilmente se distanciaba de sus tópicos endémicos.

Ano Hi Mita Hana no Namae o Bokutachi wa Mada Shiranai

No es nada nuevo, los aficionados al anime inevitablemente tenemos que lidiar con esa visión simplista de quien conoce las cuatro series de turno cortadas por un mismo patrón y reduce este entretenimiento a un “género”, cuando es un medio tan válido como cualquier otro para narrar historias. ¿Que a qué viene esta reflexión? Considero la serie que nos ocupa una de las más indicadas para recomendar a los ajenos al anime -si no la que más-, y no porque no haya otras que tenga en más alta estima, sino porque AnoHana derrocha humanidad. Es difícil no verse retratado en alguna de las actitudes de los cinco protagonistas, ya sea por la evolución que han experimentado con el paso de los años o por el rol que desempeñaban de pequeños, pues la serie se sirve de numerosos flashbacks para mostrar cómo se desmorona la felicidad de la infancia de los protagonistas, lo que se manifiesta esencialmente en la muerte de una de sus amigas, un trágico suceso que los personajes no han conseguido superar.

Podría decirse que AnoHana es una radiografía del egoísmo en general y un muestrario de diversos defectos humanos en particular -como los celos, la envidia o la pereza-. Es de agradecer en un drama de estas características que huya del maniqueísmo, los personajes proyectan sus dudas y miedos hacia la figura de Menma, que por contra sí es totalmente inocente y cándida, pero en la búsqueda de esa redención que los vuelve a unir también harán gala de encomiables virtudes: esfuerzo, sacrificio, ayuda al prójimo, etc. De modo que el anime no se recrea excesivamente en las miserias de los protagonistas e incluso deja lugar a algún que otro momento cómico, por lo que se aleja del drama fácil, pese a que sea un drama con todas las letras y por tanto las desdichas derivadas de la muerte de Menma y las relaciones de los protagonistas que se originan a través de ella constituyen el hilo conductor de la serie.

Si bien el anime se sirve de una pequeña trampa para arrancar -si es que se puede llamar así-, compensa al espectador con creces y consigue llegar a través de personajes dotados de gran profundidad psicológica -algunos bastante más que otros, eso sí-; un correctísimo dibujo que sin artificios refuerza la personalidad de los protagonistas sin caer en el paroxismo, pese a que el personaje de Poppo se quede cerca; además de recursos audiovisuales magistralmente empleados, a título personal destaco de la OST el tranquilo opening y el melancólico ending que se entremezcla con el final de cada capítulo.

Los numerosos temas que abarca AnoHana a lo largo de sus once capítulos pueden parecer a priori algo manidos: la nostalgia, la dificultad de sobreponerse a un trágico pasado, la falsedad de las apariencias, etc. Precisamente eso la hace más meritoria, muchas series intentan abordar dichas cuestiones y las menos -por no decir prácticamente ninguna- transmiten lo mismo que AnoHana, aunque pueda parecer ambicioso ahondar en tales temáticas en once episodios -si bien menos que dar idea en tan pocas líneas del trasfondo de la serie-. Escasos dramas se acercan a la calidad de AnoHana, y pocos animes ofrecen un mensaje tan duradero, con semejante repercusión en la memoria colectiva de los otakus. De forma mucho más discreta que Madoka Magica, AnoHana se consolida como una de las grandes sorpresas del 2011, y mucho tienen que cambiar las tornas para que no forme parte de los cinco mejores animes del año.

Lufia: The Legend Returns

La conocida saga de RPG´s desarrollada por Neverland tuvo con este juego su primer representante en una consola portátil. Si bien es un digno exponente de la serie, peca de tener un desarrollo un tanto monótono, compensado por una historia que ,aunque simple, agradará a los seguidores del RPG tradicional, pues tristemente el título que nos ocupa no se cuenta entre el selecto grupo de juegos que logran trascender las barreras de su género. Podría haberlo logrado de no ser por la linealidad de sus mazmorras, generadas aleatoriamente y consistentes en hacer frente a los enemigos que aparecen en pantalla -o evitarlos- y recorrer una serie de pisos, nada que ver con el excelente diseño de mazmorras y puzles del soberbio Lufia II.

La historia comienza cuando Seena, una destacada adivina en busca de poderosos aliados, conoce a Wain, un guerrero del pueblo de Patos. Poco después el Sinistral Gades ataca la villa, Wain y Seena tendrán que encontrar a más gente que se una a su causa y derrotar a Gades y al resto de Sinistrals. Cronológicamente tiene lugar 200 años después de los sucesos acaecidos en Lufia II, el primero en la línea temporal de la saga.

Gráficamente el título destaca por su colorido y por algunos sprites, si bien se echa falta más variedad de estos, así como un mayor número de animaciones y detalle en diversos parajes.

El apartado sonoro, a cargo de Yasunori Shiono cumple con creces a pesar de las limitaciones de la GBC, pues aunque el número de melodías se antoje escaso algunas de ellas son sorprendentemente pegadizas.

El sistema de combate

Este Lufia destaca por un original sistema de combate que prima la estrategia y permite hacer uso de hasta nueve personajes, aunque no simultáneamente, dado que dichos personajes se reparten por filas y columnas, a la hora de atacar elegimos a un componente del grupo por columna, los que se encuentren en la primera fila infligirán mayor daño a nuestros rivales y por ende ellos también perderán más puntos de salud al ser atacados. Esta forma de posicionar a los miembros del equipo también es clave para que aprendan habilidades de combate a través de los textos antiguos que encontramos en las mazmorras, los personajes representan distintos tipos de fuerza espiritual -rojo, azul, verde y amarillo- y complementan a sus compañeros -según su posición en la matriz- , que serán capaces de aprender una habilidad cuando alcancen los puntos exigidos para cada color de fuerza espiritual.

Conclusiones

Lufia: The Legend Returns
es un título con cualidades para entretener a los adeptos del RPG por su duración -que aumenta notablemente con las búsquedas secundarias- y sistema de combate, pese a que en ocasiones se torne tedioso por las mazmorras aleatorias, sin las que podría haber sido un referente del género.