Do-Re-Mi Fantasy: Milon no Dokidoki Daibouken

Doremi_Fantasy_cover

Mi buen amigo José Andrés, -para mí todo un erudito en el sector de los videojuegos-, además de ensalzar y reafirmar las bondades de títulos sobradamente conocidos ya consagrados, tiene a bien rescatar joyas del injusto olvido, para alborozo de sus afortunados lectores, o incluso dar cabida a programas de dudosa calidad dignos de análisis. En una de nuestras conversaciones, salió a relucir el juego que nos ocupa: Do-Re-Mi Fantasy: Milon no Dokidoki Daibouken, una de esas rarezas japonesas que tan fácilmente acicatean nuestra curiosidad -no tenemos remedio, qué le vamos a hacer- y tanto abundan en la genial SNES, para la ocasión obra de Hudson Soft en el lejano 1996, fe de ello da un cameo del celebérrimo Bomberman. Quizás algunos lo hayan descubierto unos cuantos años más tarde gracias a la Consola Virtual de Wii. Animado por mi amigo, que le dedicó más de un elogio, me dispuse a jugarlo, no sin antes visionar la intro -como él me recomendó-, Do-Re-Mi ya me entró por los ojos gracias a sus magníficas animaciones y vistoso colorido. Si bien antes de desgranar someramente -ya saben que mis análisis no suelen ser demasiado extensos- las virtudes de las que hace gala el título, conviene recordar que es la segunda parte de un juego de NES llamado Milon´s Secret Castle que data de 1986, del que cabe decir que es peor que su secuela en todos los sentidos. Para empezar, no es un plataformas puro como su continuación, además combina puzles y exploración, lo que quizás de primeras les suene atractivo. Pues no señores, simplemente se antoja imposible avanzar en la citada precuela sin recurrir a guías, y la mal llamada exploración se reduce a romper bloques -que no tienen ninguna muesca distintiva ni nada por el estilo- para acceder a objetos y distintas estancias del laberíntico castillo. Para más inri, toca volver al principio del juego tras morir una sola vez. Si no me creen vean este vídeo del AVGN:

No hace falta recordar en la presente entrada el nutrido catálogo del cerebro de la bestia y sus magistrales plataformas. Podríamos citar unos cuantos, pero si han llegado aquí por ser de los cuatro gatos que visitan este humilde y marginal blog -lo sé, porque conozco a algunos y soy consciente de los conocimientos que atesoran sobre la industria- o el buscador de turno les ha remitido a esta casa tras buscar información de Do-Re-Mi Fantasy a buen seguro conocerán unos cuantos títulos. Quizás, tan entrañable cartucho no ostente la calidad de los grandes exponentes del género, si bien a algunos no tiene demasiado que envidiarles. Y como igualmente supongo que tampoco es necesario, voy a eludir mentar otras tantas joyas desconocidas que bien merecen mayor reconocimiento, solamente adelantaré que podríamos encuadrar a Do-Re-Mi Fantasy en ese grupo. Y no por su complejidad argumental, como podrán adivinar, porque para la ocasión hacen acto de aparición el pérfido hechicero y la recurrente damisela en apuros -un hada para más señas- a la que hay que rescatar, amén del joven y valeroso protagonista, los citados roles recaen en Amon, Alis y Milon, respectivamente. Milon, en su periplo para salvar a Alis y restaurar la música de su bosque se sevirá de un extraño artefacto que dispara burbujas para envolver en ellas a sus enemigos, para doblegarlos definitivamente habrá que arremeter contra ellos después de haber acertado con la a priori inofensiva arma. También es posible aturdir a nuestros rivales tras saltar sobre ellos.

doremifantasymilonnodoki5

El protagonista puede ir ataviado con distintos ropajes -rojo, azul y verde-, con el verde tendrá que recibir tres golpes para perecer. El joven Milon, además se servirá de algún que otro objeto que hallará en los múltiples, aunque cortos, niveles, como un chicle que le impulsará hacia arriba cuando caiga al vacío o unos zapatos que le permiten aguantar mayor tiempo en el aire. Los diversos mundos -que no difieren en demasía de los que se pueden encontrar en otros plataformas- regalan momentos plataformeros impagables, quizás no excesivamente originales, pero Do-Re-Mi Fantasy aúna con acierto lo mejor del género. Y como ya adelantaba, basta con ver la intro para atisbar una pizca de su genialidad técnica, que no solamente se traduce en su belleza artística y vistosos gráficos, también en un rico apartado musical, no es de extrañar, no en vano la música juega un papel importante en el juego, como ya les aseguraba. La obra de Hudson Soft se perfila como una apuesta segura para los aficionados a las plataformas, sobre todo si como a un servidor las rarezas les despiertan especial simpatía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: