Paper Mario Sticker Star

paper-mario-sticker-star

En el lejano 2000 -aunque en el viejo continente llegaría un año más tarde- Nintendo e Intelligent Systems sorprendieron a propios y extraños con el primer Paper Mario, una suerte de secuela espiritual del celebérrimo Super Mario RPG: Legend of the Seven Stars. Tanto los que pudimos disfrutar del mítico cartucho de SNES -aquí no quedó más remedio que tirar de emulador- como los que no, recibimos el juego con entusiasmo, no solo suponía la segunda incursión de Mario en el género, sino que venía a aliviar la carencia de RPG´s en el catálogo de Nintendo 64 en una época en la que la consola daba sus últimos coletazos. Ahora, en 2012, la subsaga hace acto de aparición, por vez primera, en una portátil, con este Paper Mario Sticker Star para Nintendo 3DS. El argumento, como adivinarán quienes hayan probado los soberbios Paper Mario, es de lo más simple: Bowser irrumpe en plena fiesta de la pegatina y obtiene un inmenso poder. Tras el desafortunado evento, Mario conoce a Tina, un nuevo personaje que le acompañará en su aventura. La misión del fontanero pasa por recuperar las seis pegatinas reales y restablecer la paz. Esta introducción de las pegatinas en la mecánica del juego viene dada, sencillamente, por entender que casa a la perfección con el singular universo de papel de la subsaga. Las pegatinas no solamente serán imprescindibles para combatir, además habrá que utilizarlas en la resolución de puzles, como detallaremos más adelante cuando ahondemos en la mecánica. Quizás algunos jugadores esperaran una jugabilidad más continuista y no recibirán esta novedad con excesivo alborozo. No podía faltar, eso sí, el característico sentido del humor de la subsaga, así en los primeros compases del título, un Toad elogia lo mañoso que ha resultado ser Bowser a la hora de apilar a unos cuantos de su especie en un armario, y señala que incluso alguien como él ha de tener alguna virtud, por citar alguno de los múltiples ejemplos. En lo que quizás se trate de un intento de rebajar el componente rolero de la subsaga no recibimos experiencia tras los combates, sino monedas y puntualmente alguna pegatina. Desgraciadamente las peleas no tardan en hacerse monótonas una vez que hemos probado varios adhesivos, lo que propiciará que el jugador opte por eludir demasiadas batallas ante la falta de recompensa, máxime cuando conviene reservar ciertas pegatinas para enfrentamientos importantes. Esta es una de las grandes lacras de un Paper Mario que no siempre se desenvuelve cómodamente en su mezcla de géneros.

paper_mario-25

Las pegatinas cobran el protagonismo que en anteriores entregas recaía sobre los compañeros de Mario, tanto en los combates como en la resolución de puzles, como ya avanzábamos antes. Por suerte, abundan en los escenarios y tiendas. En compañía de Tina, nuestra nueva aliada, podemos recurrir a la papelización, una habilidad que detiene el tiempo e indica los lugares en los que se ha de utilizar un adhesivo, sirva de ejemplo que con dos pegatinas cualesquiera podremos taponar unos conductos de aire o que utilizaremos un gigantesco ventilador para hacer girar las aspas de un molino y acceder a su interior. De modo que la papelización se convierte en una constante durante los niveles, en los que no siempre habrá un camino demasiado obvio para proseguir nuestro avance, en esas ocasiones debemos tener presente este peculiar recurso. Cabe señalar que además de las pegatinas, encontraremos objetos denominados cosas– en otro alarde de simplicidad del título-, como el citado ventilador, para utilizarlas como pegatinas tan solo habrá que estamparlas contra una pared dispuesta para tal fin. Las pegatinas en los combates tienen un ritmo de pulsación del botón de ataque, así infligiremos más daño cuando usemos una pegatina de salto y demos el botón justo cuando vayamos a caer sobre el enemigo, también reduciremos el daño rival al pulsar el botón en el momento preciso, como ya sucedía en anteriores entregas. Con el pago de monedas podemos activar unas tragaperras para tratar de obtener más de un ataque en el mismo turno. La efectividad de las pegatinas depende de su brillo y de las características de los enemigos, no conviene utilizar el salto contra los que posean pinchos, mientras que el martillo se mostrará ineficaz ante los rivales que vuelen, por citar un par de ejemplos. Una vez más, los enemigos se muestran en pantalla, podemos obtener ventaja en el combate si les golpeamos con el salto o el martillo.

Así luce el álbum de pegatinas

Así luce el álbum de pegatinas

Como si de un plataformas clásico de Mario se tratara, dirigimos a Mario por un mapa compuesto por mundos temáticos divididos en diversos niveles. El objetivo de cada pantalla consiste en conseguir los trozos de cometa que alberga para desbloquear un nuevo camino. Así nos encontramos con distintas formas de abordar los niveles, no será raro tener que postergar alguno ante la falta de un objeto necesario. Cuando hayamos adquiridos trozos de cometa suficientes en un mundo, accederemos a su último nivel, en el que aguarda un jefe embriagado por el poder de una pegatina real. En estos enfrentamientos el uso de pegatinas especiales será obligatorio, aunque no siempre acertaremos qué pegatinas resultarán más efectivas y por ello también juega un papel clave la experimentación, frecuentemente habrá que repetir un combate por no saber qué estrategia emplear. Gráficamente, Paper Mario Sticker Star entra por los ojos gracias a su colorista mundo de papel y las simpáticas y variadas animaciones de las que hacen gala Mario y el amplio plantel de secundarios. Y, por sorprendente que parezca, es uno de los juegos en los que mejor luce el efecto 3D -al menos de los que servidor ha probado-, resulta espectacular contemplar cómo una multitud de Bob-Omb con paracaídas cae desde distintos planos de profundidad en la primera fortaleza de la aventura. La banda sonora no alcanza un nivel tan destacable, si bien las melodías suelen acompañar ejemplarmente la acción ninguna exclusiva de esta entrega se revela como especialmente brillante, aunque encontramos algunas ya conocidas que a buen seguro el seguidor del fontanero -en un ejercicio de nostalgia- recibirá con los brazos abiertos. Paper Mario Sticker Star es, por todo lo que hemos expuesto, un título un tanto atípico, pero una opción más que recomendable -pese a las pegas que encontramos en su mecánica rolera- para el aficionado a Mario.

2 Responses to Paper Mario Sticker Star

  1. Xtreme Retro dice:

    Si tú lo recomiendas no hay que dejarlo escapar🙂
    Dale un abrazo a tu hermano de mi parte, y otro muy grande para ti amigo mio!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: