Ano Hi Mita Hana no Namae o Bokutachi wa Mada Shiranai

No es nada nuevo, los aficionados al anime inevitablemente tenemos que lidiar con esa visión simplista de quien conoce las cuatro series de turno cortadas por un mismo patrón y reduce este entretenimiento a un “género”, cuando es un medio tan válido como cualquier otro para narrar historias. ¿Que a qué viene esta reflexión? Considero la serie que nos ocupa una de las más indicadas para recomendar a los ajenos al anime -si no la que más-, y no porque no haya otras que tenga en más alta estima, sino porque AnoHana derrocha humanidad. Es difícil no verse retratado en alguna de las actitudes de los cinco protagonistas, ya sea por la evolución que han experimentado con el paso de los años o por el rol que desempeñaban de pequeños, pues la serie se sirve de numerosos flashbacks para mostrar cómo se desmorona la felicidad de la infancia de los protagonistas, lo que se manifiesta esencialmente en la muerte de una de sus amigas, un trágico suceso que los personajes no han conseguido superar.

Podría decirse que AnoHana es una radiografía del egoísmo en general y un muestrario de diversos defectos humanos en particular -como los celos, la envidia o la pereza-. Es de agradecer en un drama de estas características que huya del maniqueísmo, los personajes proyectan sus dudas y miedos hacia la figura de Menma, que por contra sí es totalmente inocente y cándida, pero en la búsqueda de esa redención que los vuelve a unir también harán gala de encomiables virtudes: esfuerzo, sacrificio, ayuda al prójimo, etc. De modo que el anime no se recrea excesivamente en las miserias de los protagonistas e incluso deja lugar a algún que otro momento cómico, por lo que se aleja del drama fácil, pese a que sea un drama con todas las letras y por tanto las desdichas derivadas de la muerte de Menma y las relaciones de los protagonistas que se originan a través de ella constituyen el hilo conductor de la serie.

Si bien el anime se sirve de una pequeña trampa para arrancar -si es que se puede llamar así-, compensa al espectador con creces y consigue llegar a través de personajes dotados de gran profundidad psicológica -algunos bastante más que otros, eso sí-; un correctísimo dibujo que sin artificios refuerza la personalidad de los protagonistas sin caer en el paroxismo, pese a que el personaje de Poppo se quede cerca; además de recursos audiovisuales magistralmente empleados, a título personal destaco de la OST el tranquilo opening y el melancólico ending que se entremezcla con el final de cada capítulo.

Los numerosos temas que abarca AnoHana a lo largo de sus once capítulos pueden parecer a priori algo manidos: la nostalgia, la dificultad de sobreponerse a un trágico pasado, la falsedad de las apariencias, etc. Precisamente eso la hace más meritoria, muchas series intentan abordar dichas cuestiones y las menos -por no decir prácticamente ninguna- transmiten lo mismo que AnoHana, aunque pueda parecer ambicioso ahondar en tales temáticas en once episodios -si bien menos que dar idea en tan pocas líneas del trasfondo de la serie-. Escasos dramas se acercan a la calidad de AnoHana, y pocos animes ofrecen un mensaje tan duradero, con semejante repercusión en la memoria colectiva de los otakus. De forma mucho más discreta que Madoka Magica, AnoHana se consolida como una de las grandes sorpresas del 2011, y mucho tienen que cambiar las tornas para que no forme parte de los cinco mejores animes del año.

Anuncios

5 Responses to Ano Hi Mita Hana no Namae o Bokutachi wa Mada Shiranai

  1. Juan says:

    Lo cierto es que aunque pretenda seguir concediendo más peso a los videojuegos, dado que me gusta jugar los títulos con calma e intentar expresar mi opinión una vez los tengo recientes, a veces me lleva tiempo redactar una entrada que plasme exactamente -o casi- lo que me sugieren.

    Por ejemplo, el procedimiento del amigo José Andrés de hacer entradas con gran contenido y breves en su mayoría da muy buenos resultados y permite un ágil ritmo de actualización -aunque yo no podría mantenerlo, todo sea dicho-, pero confieso que suelo tender al circunloquio.

    De modo que he decidido tratar con mayor profusión la que junto a los videojuegos es mi gran afición: el anime. Y ahora que vuelvo a dedicar cierto tiempo a dicha afición, considero necesario comentar lo que vaya viendo.

  2. Es la primera vez que escucho hablar de este anime.
    Pero si a ti te ha gustado, hay que verlo sí o sí.
    Me lo apunto para este verano 🙂

  3. Por cierto, me parece muy acertado que le dediques entradas a comentar tus series de anime preferidas.
    A fin de cuentas, nuestra generación está tan influenciada por los videojuegos como por el anime.
    Y puesto que te gusta, consigues transmitir esa pasión que sientes.
    Cosa que se agradece muchísimo 🙂

  4. Juan says:

    En ese caso te recomiendo la versión de BiW que se ha currado Hazu él solo, no sé qué más fansubs la han hecho, pero esta versión está muy bien. Y me alegra que confíes en mi criterio, pero a mí mismo no me gusta alguna que otra serie alabada por la mayoría, aunque esta serie sí me ha parecido un gran drama.

    Se agradece la comprensión, por cierto. Espero comentar dentro de poco algún juego que me guste.

  5. Estaré encantado de leer el comentario :p
    Seguro que nos sorprendes con un análisis de puro lujo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: