¡Qué pasa Neng! El videojuego


Quizás este análisis ya no tenga razón de ser, pero desde que he jugado a ¡Qué pasa Neng! El videojuego (sí, por lo visto te lo confirman, por si no te lo creías o algo) he encontrado sentido a mi existencia: mi misión en la vida es alertar de los peligros de este despropósito a los pobres incautos que pretendan hacerse con él o regalárselo a su sobrino/hijo/peor enemigo, además de destruir todas las copias producidas. Bueno, sobre todo redacto este análisis para desahogarme, pero lo anterior suena mejor. Si bien el personaje que nos ocupa llegó a gozar de gran popularidad en España, cabe preguntarse si esto era necesario, la respuesta es un rotundo NO, pero huelga decir que los mínimos de calidad exigidos por los usuarios no pueden frenar las ansias de dinero fácil de los programadores. Por si fuera poco, dichos programadores apenas se molestan en ocultar su poca vergüenza y ya en la portada del título dejan claro cuáles son los alicientes -si es que los tiene- para los admiradores del personaje: incluye vídeos extras con los mejores momentos del Neng. Me puedo figurar la situación:

Programador con algo de ética: Oye, ¿pero no nos hemos currado muy poco el videojuego?

Programador maquiavélico: Da igual, fijo que algún insensato como el responsable de este blog lo compra. ¡Además incluye vídeos extras con los mejores momentos del Neng!

Tristemente esto para nada compensa a los sufridos seguidores del protagonista, que además encontrarán meramente anecdótica la aparición del Neng como personaje videojueguil, pues los minijuegos, aunque traten de justificarse mediante sketches del de Castelldefels, con un poco de imaginación lo mismo podrían valer para la Duquesa de Alba, por su escasa originalidad.

Está claro que supeditar el interés de un juego al carisma de su personaje principal es algo que sólo se pueden permitir titanes como Mario, Michael Jackson o Hannah Montana Sonic. Un juego como el que nos ocupa nunca debería haber existido porque el Neng sólo llega a reclamo publicitario, el título no se salva en ningún aspecto, como vamos a ver ahora.

Empezamos la partida

La intro del título es el indescriptible videoclip del Neng, que se os hará eterno si el personaje no os despierta demasiada simpatía. El problema es que si, al igual que un servidor, decidís verlo entero, no tardaréis en olvidarlo por lo que viene a continuación. Ya el descuidado menú del juego no augura nada bueno, podemos modificar las opciones -una soberana estupidez-, ver los extras o empezar una partida, pues los minijuegos hay que desbloquearlos, y ya que constituyen la parte jugable del título, os explicaré en qué consisten.

Los métodos de tortura minijuegos

Son cinco en total, si se os antojan escasos, tranquilos, los avispados programadores han pensado en todo: hay que completar TRES VECES cada minijuego y la dificultad aumenta progresivamente, por lo que os podéis hacer una idea de lo desesperante que resulta tener que repetir varias veces una aburrida prueba con el consecuente aumento de dificultad. Sí, dificultad, ese es el problema precisamente, los juegos podrían pecar únicamente de ser aburridos o poco originales, pero algunos de ellos llegan a complicarse en demasía y si fallas en el tercer intento, tendrás que empezar de nuevo. Por no decir que si completas los minijuegos desde la opción de Juegos por alguna razón no se guarda el progreso, quizás los responsables del título pensaron que si prolongaban la duración de forma tan desvergonzada hacían un favor a los usuarios. ¡Gracias Phoenix! Vuestro juego podía haber sido simplemente pesado y digno de olvidar, con vuestro buen hacer se convierte en un suplicio, y desde luego quien esto suscribe difícilmente lo olvidará. Y ahora veamos uno por uno los minijuegos:

El embalaje: Se trata ,a grandes rasgos, de una versión bastarda del Tetris. Con un número limitado de piezas tenemos que formar doce cubos en tres filas distintas – cuatro en cada una-, perderemos puntos por cada fragmento de pieza que nos sobre al formar los bloques. Pese a ser el primer minijuego, es uno de los más irritantes, por los pésimos y confusos controles es fácil cometer un fallo tonto y tener que repetir todo -y ya os he mencionado que hay que superar TRES VECES cada minijuego-. A esto sumad la cargante canción que acompaña a la prueba, en la que el Neng nos obsequia con perlas como salgo a la calle y nunca voy descalzo neng, mi buga ahí está conduciendo mis pasos. Cuando completamos un bloque unos individuos que ejecutan extrañas piruetas suben al coche del Neng y al parecer se transforman en Buenafuente, pero la pésima calidad de las texturas no permite asegurarlo.

La ambulancia: El minijuego menos pesado de todos, pero tampoco supone ninguna novedad. Es el único con opción multijugador -aunque nadie va a querer jugar contigo, y tú tampoco- y consiste en pulsar con cierta rapidez los botones que te indican en pantalla. Para la ocasión el Neng alaba a Vivaldi con frases como – no las voy a reproducir tal como son y no tengo ganas de volver a jugar-:

Oye, que a mí no sólo me gusta la música máquina, también me gusta la música clásica, la pizza cuatro estaciones de Vivaldi.

Cómo se lo curra el Vivaldi con su pianito.

Y ahora Vivaldi, pero con más sentimiento -lo que da pie a una versión de La Primavera que ya podéis sospechar cómo es-.

Spot Konstitu: Por suerte, este tercer minijuego tampoco entraña gran dificultad. En él vemos el rostro videojueguil del Neng en todo su esplendor, con un parecido dudoso al original, pues más que parecerse al pastillero medianamente simpático que representa Eduardo Soto, se asemeja al pastillero con brotes de agresividad más acorde a Yo soy la Juani – jamás imaginé que iba a nombrar esta película en el blog-. Consiste en matar moscas con la nariz del Neng, para lo que será preciso arrastrar un cursor con cierta precisión. Una canción de lo más cañí que parece pertenecer a un amigo del Neng acompaña a la prueba.

La Guardia: Posiblemente el minijuego más complicado, consiste en descubrir poco a poco una imagen del Neng, para lo que nos serviremos de un coche teledirigido con el que trazamos líneas que tenemos que cerrar a fin de que se vaya mostrando la carátula del disco del protagonista. Huelga decir que la inteligencia artificial de los guardias deja bastante que desear y completar el 85% de la imagen con cinco de ellos se convierte en toda una odisea. Para la ocasión suena el tema más conocido del Neng.

La Fortuna rueda: He de confesar que no he llegado a completar este minijuego, sobre todo por el hecho de que para llegar a él tengo que volver a repetir los tres anteriores. Esta prueba termina de confirmar la poca vergüenza de los responsables del título. El objetivo es obtener la puntuación requerida mediante una ruleta, la mecánica se reduce a accionar dicha ruleta y pulsar un botón. Con dos cojones, visto lo visto ya poco importaba que el último minijuego fuera mínimamente decente. Y como es tan emocionante, la canción que suena se puede calificar de psicodélica pero bastante pausada, qué genios estos programadores, quizás este es el único minijuego en el que podrían haberse permitido utilizar la música machacona de las otras pruebas, ya que requiere menos concentración. ¿Seguro que no lo hacen a propósito?

Conclusiones

Este juego evidencia una triste realidad: soy capaz de pagar para sufrir. Ahora me avergüenzo de cuando proclamaba sin rubor mi masoquismo por ver películas de dudosa calidad que en el fondo me divertían, después de jugar a ¡Qué pasa Neng! El videojuego sí que puedo presumir de cierta capacidad de sacrificio. En serio, quizás parezca exagerado, pero es muy posible -casi seguro- que el título supere vuestras expectativas, y jugar sin quitar el volumen constituye un esfuerzo hercúleo. También demuestra la -desde hace tiempo- mal avenida combinación de TV y videojuegos y que por mucho que hayas visto siempre habrá algo que te sorprenderá.

PD: No he puesto imágenes del juego porque no he encontrado ninguna decente.

Anuncios

11 Responses to ¡Qué pasa Neng! El videojuego

  1. Madre mía, que despropósito de juego.
    He comentado algunos realmente malos, como el Bubsy 3D, pero este de aquí se lleva la palma.
    Para bien o para mal casi ni lo recordaba, aunque nunca llegué a jugar.
    Con ver la portada se me quitaron las ganas.
    Me ha encantado tu análisis.
    Has puesto a esta bazofia en el sitio que se merece.
    Eso si, dudo que a los programadores, ansiosos del dinero fácil, les importe algo.
    Dudo incluso que ellos mismos comprasen este título.
    Eres todo un machote por sufrirlo 🙂

    • Juan says:

      Gracias compañero, por suerte he retomado el hábito de jugar buenos juegos de la mejor manera posible: con el esperado remake de Ocarina of Time para 3DS 🙂

  2. Ya me contarás tus impresiones, porque me interesan mucho.
    Particularmente, considero que el Ocarina of Time es el mejor juego de la historia.
    Sin embargo, su remake no me llama tanto la atención.
    Aunque forzosamente ha de ser bueno.
    Por cierto, no estoy seguro de si te lo habia dicho con anterioridad, pero tu blog es excelentísimo.
    Tienes un talento natural para comentar los juegos extraordinario.
    Mucho más que yo mismo.
    De hecho, a fuerza de redactar casi a diario mis analisis han mejorado, claro, pero los primeros considero que dejaban bastante que desear.
    En cambio los tuyos han sido siempre ejemplares, desde que iniciaste tu andadura por el mundillo.
    Bravo!

  3. Cambiando de tema, la portada es tan cutre que incluso parece un fake.
    Viendo eso, miedo me da ver el juego en movimiento XD

  4. Juan says:

    Agradezco mucho las palabras, pero no las comparto, pues tus análisis siempre son bastante acertados y ágiles a la hora de repasar las virtudes y defectos de los títulos, además cuentan con un estilo muy personal -más que el mío-. Yo mismo antes había escrito algún análisis y ahora me avergüenzo -si bien es cierto que cuando lo hice quizás fuera algo ambicioso por lo poco que conocía del tema en la época-, pero está claro que has alcanzado la excelencia a base de redactar.

    El Ocarina of Time 3D no puedo más que recomendarlo, pero soy consciente del desembolso que supone hacerse con la consola y el juego. No obstante, es una excelente forma de rememorar semejante epopeya, pues además de respetar la esencia del original, los gráficos y el efecto 3D lucen muy bien para la ocasión. Hay algún que otro añadido, pero si lo que quieres es revivir el original de la forma más fiel posible, cumplirá con tus expectativas.

    Sí, la portada del juego del Neng ya transmite vergüenza ajena xD No sé cómo se me ocurrió pagar 7´60€ por él 🙂

  5. 317words says:

    Lo confieso: he ido a youtube a buscar vídeos de este… “””juego”””. Dios, qué horrible!!!!!! xD

    Creo que se me han muerto varias neuronas. No se me ocurre qué comentar.

    Saludos 🙂

  6. Realmente les compensa a las compañías sacar al mercado juegos tan malos?
    Quiero decir, vale que el parque de consolas PS2 instalado era enorme, y siempre pican el algun videoclub.
    Pero por dos o tres incautos que caigan en la trampa y maldigan a los desarrolladores hasta el final de sus días, les sale a cuenta pagar a un reducido equipo de personas para que saque esta chapuza?
    No lo tengo muy claro.

    • Juan says:

      Yo tampoco lo tengo muy claro, me gustaría saber si el juego gozó de relativo éxito -lo dudo, máxime cuando costaba 50-60 euros cuando salió a la venta-, pero no creo que haya forma de saberlo.

      • 317words says:

        “se han reproducido en el mercado gran cantidad de merchandising y productos de consumo en torno a su figura: disco Neng (50.000 unidades vendidas), muñeco para coches (200.000 unidades vendidas), peluches, descargas del single y sonidos reales (1.200.000 descargas)…”

        http://www.formulatv.com/1,20061114,3141,1.html

        A la vista de eso, seguro que mal, mal tampoco debió de vender. Échale unas 10.000 copias. A 60 €, es más de medio millón de euros por algo que se programa “en dos días”, como aquel que dice (viendo la calidad del juego y la cantidad de opciones que tiene).

        Pero sí, estaría bien conocer la cifra exacta. 🙂

  7. Juan says:

    Ciertamente es muy posible que llegara a vender esa cantidad de copias, pero me parecería digno de estudio, porque el juego no puede resultar bueno ni siquiera para el target al que se dirige -y si a alguien le gusta tiene serios problemas-.

    Del enlace que pones me quedo con esto:

    “El videojuego también incorpora videos en los que, junto con sus amigos, protagoniza situaciones disparatadas llenas de humor. ¿Te imaginas al Neng aplastando moscas contra la pantalla de tu televisión con su nariz?”

    «Alberto González Lorca, director general de Atari Ibérica ha manifestado: “El videojuego del Neng es un proyecto que hemos desarrollado con gran entusiasmo por ser una iniciativa que compete únicamente a España y los videojuegos locales merecen un cariño especial, además hacerlo con Antena 3, ha sido extraordinario” »

    Sin comentarios…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: